Tradicionalmente nuestro país festeja Navidad, Año Nuevo y otros acontecimientos privados, con el uso familiar de diversos artefactos de pirotecnia.

Además, se los utiliza, como en todo el mundo, en forma institucional en eventos cívicos, deportivos y artísticos.

Se denomina artefacto pirotécnico a todo aquel destinado a producir efectos visibles, audibles o mecánicos, mediante la utilización de procesos de combustión o explosión. Todos estos compuestos tienen su acción en una descomposición química, que al ser encendidos por el fuego, fricción, conmoción, percusión, detonación o explosión ocasiona reproducción de gases capaces de producir sonidos y/o fuego.

Es recomendable no utilizar pirotecnia clandestina, pero no es suficiente. No existe pirotecnia segura ni de bajo riesgo. Todas pueden producir lesiones.

Se ha investigado que 3 a 10 personas cada 100.000 habitantes se lesionan por pirotecnia en cada festividad de fin de año. Entre 1000 a 1500 personas de diferentes edades pero sobre todo niños deben ser asistidas anualmente en instituciones de salud por lesiones por pirotecnia. Generalmente el 10% requiere internación por la gravedad de las lesiones.

Los niños representan una parte desproporcionadamente elevada de lesionados por pirotecnia ya que constituyen el 65% de las víctimas. El grupo de 10 a 15 años es el más afectado. Son verdaderas «armas» de divertimento casero de niños y adultos. Tanto niños como adultos carecen de los conocimientos y las prácticas adecuadas para su utilización.

Todos los elementos de pirotecnia son peligrosos y riesgosos porque son capaces de generar accidentes a personas, animales y bienes que se encuentren cerca así como también afectar el medio ambiente.

Los niños como usuarios no pueden entender el peligro y carecen de capacidad de reacción necesaria para eludir el riesgo de incendio o explosión, y actuar adecuadamente en caso de emergencia. También influye la creencia que la pirotecnia es un juego, y la irresponsabilidad de los adultos en permitir su manipulación, o su incapacidad de proteger a niños espectadores cuando lo utilizan.

En todas las edades, 3 de cada 4 lesionados son varones. El 25 al 50% de los lesionados son solo espectadores u observadores. En menores de 5 años la proporción de niños y niñas lesionados en forma pasiva es aún mayor 70 a 80%. Hay espectadores con lesiones graves hasta una distancia de 30 metros del origen del artefacto. Los niños se pueden lesionar con artefactos pirotécnicos aunque sean supervisados por adultos. No alcanza con no permitir el uso de pirotecnia a los niños, estos se lesionan solo como meros observadores.

Las lesiones que se pueden producir son por acción térmica directa (llamas, chispas, partículas calientes), por fuego de un incendio iniciado por el artefacto, explosión excesiva, elementos cortantes, o restos del contenedor o de elementos que se usan como sostén o caja de resonancia (ej. botellas).

Todo tipo de artefacto pirotécnico puede producir lesiones: petardos, bengalas, fuegos de artificio, ninguno es inofensivo, aún las estrellitas pueden provocar incendios o lesionar los ojos. La pirotecnia siempre tiene riesgos, las chispas pueden prender fuego la ropa y causar heridas en los ojos y otras partes del cuerpo. Las explosiones también pueden suceder antes de lo esperado sin que medie ningún encendido del artefacto, sólo la fricción o la agitación del artefacto, o el calor corporal, inician su combustión.

Las estadísticas establecen que el 40% de las lesiones son en la cabeza, siendo el ojo el lugar afectado en el 30% de estos. En miembros superiores: las manos y dedos son afectados en un 20 – 40% y el resto de las lesiones se producen en miembros inferiores (algunos en los pies, por pisar los artefactos), también en menor proporción 10% en el cuerpo y genitales por llevarlos en los bolsillos.

Las lesiones en los ojos en su mayoría son leves y temporales, pero algunas son severas y pueden provocar la pérdida del ojo en alrededor del 2 – 4 % de los casos y pérdida de la visión en el 15 -20% de las lesiones oculares. Las lesiones del ojo pueden ser: quemaduras, laceraciones o abrasión en conjuntiva, córnea o párpados, también lesiones penetrantes y cuerpos extraños.

Se ha visto estadísticamente que más de la mitad de los niños lesionados estaban «supervisados» por un adulto y como dijimos no es necesario la manipulación directa de pirotecnia para lesionarse, ya que el 25 al 50% de los niños lesionados eran solo espectadores u observadores.

La adolescencia es una etapa difícil y crítica, ya que a cierta dosis de irreflexión y protagonismo, suele sumarse a veces la acción de bebidas alcohólicas que al usar estos artefactos, hacen más factible la generación de lesiones por franca disminución de los reflejos.

Los animales domesticos (perros y gatos más vulnerables) también sufren las consecuencias: los ataques de pánico (panic attack) son resultado del miedo. Su perro no entiende que pasa eso genera un grado muy alto de ansiedad y angustia que se manifiestan con un aumento en la frecuencia cardiaca, jadeo, salivación, temblores, sacudidas, sensación de atragantarse,náuseas o molestias abdominales Estas alteraciones provocan en la conducta animal intentos de escapar descontroladamente, incentivado por el estado de pánico, durando varios minutos y en los casos severos se extienden por varias horas.

Tambien pueden sufrir quemaduras. La gravedad de las lesiones no dependen del producto que actúa (la pólvora, el calor o el fuego) sino de la intensidad de la explosión o del tiempo de contacto con el fuego, en general los animales domésticos sufren quemaduras al estar cerca de los artículos explosivos durante su detonación, estos desprenden trozos encendidos y caen sobre el cuerpo provocando quemaduras en la piel del animal, también suelen caer en sus ojos provocandoles quemaduras y hasta  ceguera (estrellitas)

La mejor prevención es no usar pirotecnia y sobre todo no permitir el uso de pirotecnia a los niños.

Extractos de material bibliografico perteneciente a:

  • Comité Nacional de Prevención de Lesiones
  • Asosiación de Prevención del Trauma Pediátrico
  • Sociedad Argentina de Pediatría
  • Revista Argentina de Dermatología.
  • La Revista entro Asistencial Rafaela – Diciembre 2014
  • MV Adelaida A. Goldman- www.mascotia.com/oncologia

lesiones-1

 

lesiones-2

lesiones-3

LESIONES EN APARATO AUDITIVO (OIDOS)

Otro riesgo que no ha recibido atención suficiente por parte de los medios ni de las autoridades, y mucho menos de los fabricantes, y es el que atañe al aparato auditivo. Si bien no se han realizado a nivel mundial demasiados estudios sobre el efecto del ruido de los petardos, sí hay abundantes informes científicos relativos al ruido de armas de fuego, cuyas conclusiones pueden extrapolarse fácilmente al caso que nos ocupa, debido a las similitudes acústicas de ambos tipos de detonaciones.

El oído puede sufrir trauma acústico por pirotecnia ya que las detonaciones de los petardos alcanzan hasta 190 decibeles, superior a los 85 decibeles, límite aceptable en materia de salud sonora (una sirena registra 120) Niveles tan altos inevitablemente dejan sus huellas en el oído humano, en la forma de lesiones inmediatas e irreversibles de las células responsables de percibir los sonidos más agudos. Si bien unos pocos petardos no comprometen en lo inmediato la capacidad de entender la palabra, ya que la comprensión oral no requiere de la total capacidad del oído, sí queda alterada irreversiblemente la percepción de los detalles más finos de la música, y sobre todo se abre una herida que se irá profundizando rápidamente con los años, hasta que en algún momento alcance la región de la palabra, poniendo en evidencia para la víctima y sus allegados la incipiente sordera.

Otro efecto conocido es el de los acúfenos o tinnitus, es decir zumbidos o silbidos que se perciben dentro del oído aun en ausencia de sonidos externos, y que por contraste son más notorios en ambientes silenciosos o por la noche, cuando el ruido de la ciudad se aplaca. Este efecto suele aparecer casi inmediatamente después de la detonación, y si bien luego disminuye su intensidad, a menudo no desaparece totalmente. En muchos casos los acúfenos pueden confundirse con el canto de los grillos, especialmente en verano, por lo que pasan desapercibidos durante bastante tiempo.

Los bebes y niños pequeños están más expuestos que los adultos, por dos razones. Primero, porque a pesar de que en general aceptan mejor los ruidos intensos, su aparato auditivo es más vulnerable, y segundo porque hacen explotar los petardos más cerca que los adultos, lo cual hace que el nivel sonoro efectivo al que se exponen sea mayor.

Al igual que el oído humano, el de los perros tambien sufre consecuencias, ya que son muy sensibles a la exposición o ruidos tóxicos.

http://www.fceia.unr.edu.ar/acustica/biblio/petardo.htm

Instituto Nacional de la Sordera y otros Trastornos de la Comunicación

 

PIROTECNIA E INTERPRETACIÓN DE LA INFORMACIÓN SENSORIAL

Muchos niños, con diferentes trastornos, no alcanzan a desarrollar un correcto procesamiento sensorial, lo que de alguna manera va a interferir en ellos al tener dificultad para interpretar la información sensorial que reciben del ambiente. No saben qué sucede cuando escuchan ruidos fuertes como el caso de la pirotecnia. Esto los hace hipersensibles y provoca respuestas inadecuadas: se muerden, se pegan, se lastiman, se encierran, se esconden, o gritan. Sienten estos ruidos como una amenaza para su persona.

En muchas familias que tienen niños con dificultades, esto es realmente un problema porque cuando los niños escuchan los fuertes ruidos de la pirotecnia surgen situaciones de estrés: se sobresaltan,  quieren escaparse, se tapan sus odios, tiemblan, se aceleran. A causa de esto los padres deben abrazarlos, sostenerlos para que se relajen, poner música u otro tipo de ruidos tratando de tapar el sonido. Los eventos como los festejos por un partido de fútbol o reclamos en la vía pública, así como las fiestas de fin de año, son todos momentos difíciles, que representan un desorden familiar y mucho estrés.

Este fenómeno no solamente afecta a un niño con problemas neurológicos, también a los niños muy pequeños, bebés quienes se encuentran en pleno desarrollo de su sistema sensorial.

AUTISMO, INTEGRACIÓN SENSORIAL Y PIROTECNIA:

La Integración Sensorial es un proceso neurológico por el cual las sensaciones que provienen de nuestro entorno y de nuestro cuerpo, son organizadas e interpretadas para su uso. Es toda aquella información que recibimos del ambiente a través de nuestros sentidos. Normalmente, no nos damos cuenta de ello, debido a que muchos de estos procesos ocurren de forma automática, en un nivel inconsciente dentro del sistema nervioso, el cual, al procesar correctamente esta información sensorial, genera las repuestas adaptadas que se nos exigen.

Ahora bien, se espera que los niños logren adquirir, durante sus primeros siete años de vida (período sensoriomotor) un correcto procesamiento sensorial, que les va a permitir, a futuro, explorar el mundo que lo rodea felizmente.

No obstante esto no siempre se da de esta manera, es decir, muchos de nuestros niños no alcanzan a desarrollar un correcto procesamiento sensorial, lo que de alguna manera va a interferir en su desempeño con el entorno, serán niños que se asustan, temen saltar, se caen fácilmente, no juegan como otros niños de su edad, son demasiado tranquilos, o por el contrario demasiado inquietos, entre otros. Éstos son los niños que poseen una disfunción en su procesamiento sensorial.

A quienes les puede ocurrir esto? Simplemente, a cualquier niño. No es necesario estar frente a un niño con problemas neurológicos. Pero, no obstante esto, que les ocurre a nuestros niños con AUTISMO?

El autismo, según la Autism Society of America (2000), es un trastorno de origen neurobiológico que da lugar a un curso diferente en el desarrollo de las áreas de comunicación verbal y no-verbal, las interacciones sociales y de la flexibilidad de la conducta y de los intereses.

Dicho en palabras sencillas, el autismo es un síndrome (conjunto de características), que afectan la capacidad de comunicarse y de relacionarse; además, son personas muy repetitivas tanto en sus intereses como en su comportamiento.

Ahora bien, los niños con autismo muestran muchos de los síntomas de un pobre procesamiento sensorial y sus interacciones con el ambiente físico son pobres, ya que la entrada del sensorial no está siendo “registrada” correctamente, por lo que tampoco podrá modular bien la entrada de la información sensorial.

Que queremos decir con esto último? que muchos estímulos, sean visuales, olfativos, táctiles, propioceptivos, vestibulares o auditivos, son a veces “ignorados”, o no registrados por estos niños, como así también pueden ser hipersensibles a muchos de ellos más a menudo que otro tipo de estímulos sensoriales. Al respecto, es menester mencionar que el niño con autismo no crece acostumbrado a sonidos fuertes, firmes y contínuos, por lo que a veces puede registrar algunos sonidos muchos más intensamente que otros que pueden pasar desapercibidos y aquí hacemos mención al daño que puede generar en ellos el fuerte sonido de los cohetes y/o fuegos artificiales, los que en muchas ocasiones pueden generar graves accidentes, dadas las autolesiones. Esto es, ante un ruido de las características de los cohetes (muy intensos, prolongado en el tiempo), el niño con autismo buscará defenderse de ellos, mediante conductas agresivas para con ellos mismos, para quien intente socorrerlo, y con el entorno, es decir, tienden a ensimismarse, se muerden, se pegan, se lastiman, porque los niños con dé_cit en el procesamiento sensorial, tienden a aislarse de aquellos estímulos sensoriales que les resultan nocivos, escapan, con el objetivo de sentirse seguros.

Es por ello que necesitamos que la sociedad tome conciencia de esta situación, y promueva el festejo de una navidad y un año nuevo libre de cohetes. Que hoy hacemos mención al daño que generan a nuestros niños con autismo, pero que al mismo tiempo, otros niños con trastornos en el procesamiento sensorial, neurológicos, con hipersensibilidad ante fuertes ruidos también sienten de estos fuertes ruidos, una amenaza a su persona, buscando defenderse de ellos como pueden, incluso lastimándose. Y esto que comenzaba como un festejo termina siendo para la familia, un caos.

Fuente: Soraya Juncos (terapista ocupacional), Denise Armando (psicóloga) y Maria Eugenia Olivera (psicóloga. Instituto GLIA de la Cognición y la Conducta (Unidad de Terapia Cognitiva Conductual – Rafaela)

EL SUFRIMIENTO DE LOS AUTISTAS: (CASO REAL)

El padre de un niño autista hizo público su pedido para que la gente deje de usar pirotecnia en el portal Change.org. Es que su hijo, como todos los que padecen trastornos del espectro autista, la pasa muy mal con el ruido de cohetes y cañitas voladoras. Son tan sensibles a los ruidos que sufren horrores los estruendos, se tapan los oídos, buscan esconderse y se sienten inseguros, de modo que les provoca miedo e irritabilidad. Por ese motivo, desde el Programa del Ministerio de Salud de la Provincia que se ocupa del autismo, pidieron ser solidarios con las familias que conviven con estos trastornos y evitar los brutales ruidos de la pirotecnia

http://nuevaeranet.com.ar/policiales/nota-lo-que-no-brilla-de-los-fuegos-arti_ciales-36025.html

¿QUÉ GRADO DE CONTAMINACIÓN PUEDE PRODUCIRSE DURANTE Y DESPUÉS DEL USO DE LA PIROTECNIA?

¿Qué grado de contaminación puede producirse durante y después del uso de la pirotecnia? La más obvia entre las múltiples formas de contaminación es la sonora, que a todos nos mantiene irritables, además de perturbar el descanso y alterar notablemente a las personas nerviosas, ancianas o enfermas, tanto como a las mascotas y a los niños.

Pero ésa está lejos de ser la peor forma de polución ambiental resultante de los fuegos artficiales, porque la mayoría de las sustancias que intervienen en la composición de tanta cohetería, se liberan durante el consumo y pueden permanecer en el aire, o descender hacia el suelo y concentrarse en los cursos de agua. Por lo general esto permanece desatendido porque en las zonas urbanas, el suelo está ya cubierto o pavimentado, y pocos son los cursos que atraviesan las ciudades. Pero lo que no se tiene presente es la contaminación aérea que afecta muy directamente a los habitantes del lugar, y que la circulación atmosférica puede llevar a zonas distantes de las de la liberación original.

Y debido a que la mayoría de los compuestos combustibles (como el magnesio, aluminio y fósforo que mencionamos más arriba) se encuentran en forma de polvo con partículas muy finas, pueden permanecer mucho tiempo en suspensión, siendo inhalados por los seres vivos y afectando grandes áreas hasta su depositación final.

Respecto a los efectos específicos, los percloratos pueden afectar a la tiroides, el bario contiene isótopos radioactivos, y en la explosión misma se desprende una gran cantidad de dióxido de carbono, partícipe del efecto invernadero.

Con relación a la duración del efecto, según algunos análisis, dentro de 14 horas de la utilización de los fuegos artficiales, los niveles de fondo de perclorato aumentan entre 24 y 1028 veces respecto al contenido habitual de un sistema ambiental sano. Pueden alcanzar el máximo un día más tarde y sólo después, los compuestos empiezan a degradarse lentamente hasta volver a niveles normales dentro de los 20 a 80 días.

No es tampoco despreciable la contaminación lumínica que puede afectar el comportamiento de la fauna, sea silvestre o urbana.

Y hay todavía una instancia más a considerar, y es la carga de residuos aun cuando muchos de ellos sean ya inertes, que se impone al ambiente. Tanto los del packaging, como los que forman parte del artefacto mismo, en los cuales la carga explosiva está contenida, son todos desechos de los que la comunidad debe después librarse.

Y acá me permito una digresión: existe tal volumen de basura en las comunidades urbanas, que se ha impuesto la llamada regla de las 3 R como la única alternativa inteligente para evitar que los residuos nos tapen por completo.

Las 3 R significan:

  • Reducir. Y como ya he dicho más arriba, generar “bienes de consumo” inútiles no es la mejor manera de achicar el tonelaje de basura de la que hay que disponer después. La pirotecnia viola este principio.
  • Reutilizar: Nada en la pirotecnia puede volver a usarse, porque literalmente se quema, casi por completo.
  • Reciclar: No hay tampoco envases inocuos ni materiales que puedan procesarse para nuevos usos, con lo cual la regla de las 3 R es por completo inaplicable para proteger el ambiente, cuando de fuegos de artificio se trata.

Fuente: Geóloga Graciela Leonor Argüello

http://www.locosporlageologia.com.ar/la-pirotecnia-y-el-ambiente/

CUIDADO DE LOS RECURSOS PÚBLICOS

Cabe destacar que leyes como la obligatoriedad del uso del casco y cinturón de seguridad, descansan sobre los mismos argumentos que aplican a la necesidad de prohibir el uso de pirotecnia. Tanto en el sentido del cuidado de la propia vida de quien circula, como en lo referente a la optimización de los recursos públicos, ya que en los hospitales y centros de salud se deben desviar numerosos recursos para atender estos casos de accidentes y heridas que deberían haberse evitado. De esta manera, los heridos a causa de la pirotecnia, afectan al resto de los pacientes que padecen enfermedades o heridas genuinas, cuya atención se ve demorada o reducida.

Fuente: Informes anuales de los distintos nosocomios que detallan la cantidad de heridos atendidos de emergencia, cirugías realizadas, pacientes internados, tratamientos con seguimiento, asistencia psicológica, entre otras, que han debido prestar a causa del uso de pirotecnia.

 

ALGUNOS TESTIMONIOS DE PROFESIONALES Y NOTICIAS

“Uno de los casos más serios fue el de una nena de dos años a la que, mientras jugaba con estrellitas, se le prendió fuego el vestido que llevaba puesto. Esto indica que no hay pirotecnia no peligrosa”, le dijo a este diario Myriam Miño, jefa de Urgencias del Hospital del Quemado (http://www.clarin.com/sociedad/heridos-quemados-navidad-pirotecnia_0_1273072808.html)

A los 24 heridos por pirotecnia se sumó el de una mujer que, si bien no fue herida por un cohete, sí fue lastimada como consecuencia de su utilización: su perro se asustó por un petardo, le saltó encima y le mordió los labios, causándole heridas de importancia. «La mayoría de los casos que recibimos fueron por la pirotecnia, pero tenemos un caso en particular de un chico al que un perro que se puso nervioso por los cohetes le mordió un ojo», puntualizó la médica, en diálogo con el Canal (www.infobae.com/2014/01/01/1534309-casi-70-heridos-capital-pirotecnia-y-los-corchazoswww.lanacion.com.ar/1652019-pirotecnia-peligrosa-24-heridos-en-el-instituto-del-quemado)

Los especialistas explican esta baja a partir del menor poder adquisitivo de las familias, que prefieren no gastar en pirotecnia. Otro dato objetivo es el descenso en la cantidad de locales habilitados para vender este tipo de productos (http://www.diaadia.com.ar/cordoba/hospitales-en-guardia-por-la-pirotecnia)

 La utilización de pirotecnia, que se incrementa durante las Fiestas, puede ocasionar, además de los accidentes por quemaduras y otras lesiones, como el “trauma acústico”, cuando las personas están en contacto cercano con las explosiones de estos artefactos, según alertó el Colegio de Fonoaudiólogos de La Plata, según informó la agencia de noticias Télam.“Más del 25 por ciento de los pacientes que ingresan a centros de salud en esta época del año por accidentes con pirotecnia presentan algún tipo de lesión en el sistema auditivo y de ese universo casi la mitad sufre dolencias que resultan irreversibles”, informó esa entidad (www.lavoz.com.ar/salud/pirotecnia-recomiendan-evitarla)

Miriam Miño, jefa de urgencias del Hospital del Quemado dijo a la agencia Télam que si bien la cifra se mantuvo sin cambios respecto al año pasado, el hecho distintivo es que «hubo numerosos niños que recibieron en su rostro quemaduras por el impacto de artículos de pirotecnia pero que no los estaban manejando». «Ahora ellos deben sufrir alguna cirugía en su rostro por la falta de conciencia de algunos adultos», advirtió Miño quien remarcó que ninguno de los heridos fue de gravedad.

Miriam Miño, jefa de urgencias del Hospital del Quemado, de la Ciudad de Buenos Aires, manifestó aTélam que «como médicos siempre tratamos de prevenir y como medida de prevención estoy de acuerdo en que se debería aprobar una ley que prohíba el uso y venta de pirotecnia. Algunos municipios ya tienen legislación al respecto y notamos que los resultados son muy positivos, sin embargo en la mayoría del país siguen debatiendo, mientras tanto aquí recibimos muchos lesionados las noches de Navidad y Año Nuevo», consideró. «La gente no toma conciencia de lo que está manejando cuando prende algún elemento de estos, nosotros aquí no solo los atendemos sino que realizamos el seguimiento de cada uno de los pacientes y en muchos casos, necesitan psicólogos y contención profesional por los traumas que causan estos tipos de lesiones», advirtió (http://www.telam.com.ar/notas/201212/2006-los-municipios-ajustan-las-legislaciones-sobre-la-prohibicion-de-pirotecnia.html)

El ministro de Salud, Alejandro Collia, manifestó que “tal como informamos los días previos a losfestejos de fin de año, las lesiones en los ojos y las quemaduras son las más frecuentes entre los siniestros por pirotecnia”, e insistió en que «la mejor medida precautoria es no utilizar pirotecnia y elegir otras alternativas ruidosas de festejo que resulten menos problemáticas» (http://www.miradaprofesional.com/ampliarpagina.php?db=logueos_miradaprofesional&id=5546&pag=Tapa&npag=&noticias=n0&comentarios=c0#.VjIr6G6rhqA)

Al menos 80 colectivos de la línea 271 se quemaron esta madrugada cuando en medio de los festejos por la llegada del Año Nuevo cayó pirotecnia en el lugar y originó un voraz incendio, en la localidad bonaerense de San Francisco Solano, partido de Quilmes (http://www.lanacion.com.ar/1652025-se-quemaron-80-colectivos-en-un-incendio-generado-por-pirotecnia)

Río Cuarto: Bomberos contuvo cinco incendios originados por pirotecnia (http://www.lavoz.com.ar/sucesos/rio-cuarto-bomberos-contuvo-cinco-incendios-originados-por-pirotecnia)

Llevaban pirotecnia a festival y se incendió la camioneta: tres lesionados (http://www.lavoz.com.ar/sucesos/llevaban-pirotecnia-festival-y-se-incendio-la-camioneta-tres-lesionados)

La Dirección Bomberos de la Policía provincial, desde principios de este mes, difunde el mensaje de no usar pirotecnia durante las fiestas por los daños que puede causar un mal uso de estos elementos explosivos. Debido a que no está prohibida la venta de estos elementos, se recomendó a quienes los utilicen adquirirlos en sitios habilitados por los municipios. «Nuestro lema es no usar pirotécnica», dijo el director de Bomberos, Juan Carlos Canavire (http://www.eltribuno.info/instan-no-usar-pirotecnia-las-proximas-_estas-n235812)

La Sociedad de Pediatría pide que se prohíba la pirotecnia: Más allá de la cantidad de heridos, lo trágico son las secuelas irreversibles y discapacitantes o la pérdida de vidas. Reclaman una ley que prohíba la venta de estos artefactos explosivos. “¿Qué sentiría si su hijo pierde un ojo o pierde los cuatro dedos de la mano porque lo dejamos usar pirotecnia o porque no aprobaron una ley para prohibirla?”. Con esta pregunta, el Comité de Prevención de Lesiones de la Sociedad Argentina de Pediatría de Santa Fe busca concientizar sobre la necesidad de prohibir la venta de pirotecnia para evitar accidentes.“La importancia no radica en si son 5 ó 20 niños por cada fiesta, sino que continúan produciéndose hechos traumáticos serios, desde la amputación de los dedos de las manos, quemaduras en diversas partes del cuerpo, pérdida de la visión y otros casos más graves donde directamente lo que se pone en riesgo es la vida del paciente, ya sea por la extensión o la profundidad de la lesión”, advierten. Es por esto que propugnan la prohibición de estos artefactos explosivos. “Se requieren medidas urgentes para evitar este tipo de lesiones, ya que son prevenibles en su totalidad. Está comprobado que las publicidades sobre la compra responsable de estos artefactos pirotécnicos no bastan para reducir estos sucesos traumáticos. Se requieren leyes que prohíban el uso y la comercialización de la pirotecnia, sustentado en la estadística de lesionados, pero sin caer en los números especí_camente, sino en la gravedad de las lesiones que se producen” (http://www.ellitoral.com/index.php/id_um/107827-la-sociedad-de-pediatria-pide-que-se-prohiba-la-pirotecniahttp://sap.org.ar/index.php/comunidad/detalle/id/8/Prevencion-Lesiones-No-Intencionales-por-pirotecnia-en-Ninos-y-Adolescentes)

 

NO HAY MANERA DE ENCONTRARLE EL LADO ACEPTABLE, POSITIVO O ADMINISIBLE AL USO DE LA PIROTECNIA.

Esta inevitable relfexión se desprende de la investigación y la lectura de las distintas opiniones erogadas por profesionales y especialistas de las diferentes disciplinas,

Mientras que los comerciantes se esfuerzan en defender sus intereses económicos argumentando que se deben tomar las precauciones necesarias y solo comprar artefactos habilitados, la Sociedad Argentina de Pediatría reclama la prohibición del uso doméstico de todo tipo de pirotecnia, -remarcando que tanto la legal como la clandestina provocan daños irreversibles en la salud física y emocional de las personas, y sugiriendo que solo se permita el uso a profesionales y con motivos específicos de espectáculos de fuegos artificiales.

Mientras tanto, los Institutos especializados en Adiución dan cuentas de la contaminación acústica y el daño irreversible que provoca el ruido de este tipo de artificios en las funciones auditivas, los cuales no dependen del cuidado o profesionalismo de quien los manipule, sino que solo pueden prevenirse con el no uso de los mismos.

Además del trauma acústico que estos estallidos generan en forma regular, los psicólogos y terapeutas hacen su aporte desde el daño incalculable que provocan a las personas con TEA (trastornos del espectro autista) y sus familias, momento que nos obliga a pensar en la necesaria solidaridad que como sociedad debemos mostrar para con ellos. Sin mencionar que quienes sufren estos trastornos y sus familiares están lejos de ser los únicos afectados. ¿Qué pensamos que ocurre a una persona que padece una enfermedad con dolencias y es repentinamente perturbado con una explosión?, ¿qué pensamos que ocurre con esos abuelitos seniles a quienes les cuesta comprender a qué se deben esos estruendos repentinos? No se trata solamente de un susto -que de hecho hay antecendentes de personas con problemas cardíacos a los que el petardo les ha costado la vida- sino que es el detonante de muchas otras consecuencias, como quebraduras, golpes y heridas en su piel sensible, provocados al caerse por su reacción ante el ruido y la confusión que les genera. Desde los mismos nosocomios que informan de los pacientes heridos por uso directo de pirotecnia, informan también los daños indirectos, como el caso de pacientes mordidos que han sufrido accidentes por animales asustados, que ante la desesperación escapan o tienen conductas imprevistas. Y es que tanto las mascotas como las especies silvestres se ven también fuertemente afectadas por los ruidos.

Tanto en bebés, ancianos, personas que padecen enfermedades y dolencias, personas con trastornos del espestro autista, como en animales, los ruidos de la pirotecnia producen estres, exitación, angustia, palpitaciones, y en algunos casos provocan la muerte.

En tanto que el Artículo Nº14 Capítulo 3 del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación reza: «La ley no ampara el ejercicio abusivo de los derechos individuales cuando pueda afectar al ambiente y a los derechos de incidencia colectiva en general», queda claro entonces que una práctica tan nociva para los sectores vulnerables de la sociedad como para el medio ambiente, no puede estar permitida.

One Thought to “Lesiones provocadas por el uso de pirotecnia”

  1. La aplicacion de cremas en las heridas provocadas por juegos de pirotecnia no es recomendable. En caso de ninos muy pequenos deben ser trasladado de inmediato a un hospital por riesgo de hipotermia.

Leave a Comment