馃攰 A ra铆z de varias noticias relacionadas a la interrupci贸n de los servicios de castraci贸n y vacunaci贸n a lo largo y ancho del pa铆s, esta Red quiere enviar un claro mensaje: no se pueden interrumpir estos servicios esenciales, que nos expone a todos a peligros graves, tanto a los humanos como al resto de los animales.

饾悇饾惐饾悽饾悹饾悽饾惁饾惃饾惉 饾惇饾惍饾悶 饾惀饾惃饾惉 饾悅饾悶饾惂饾惌饾惈饾惃饾惉 饾悵饾悶 饾悞饾悮饾惀饾惍饾悵 饾悁饾惂饾悽饾惁饾悮饾惀 / 饾悪饾惃饾惃饾惂饾惃饾惉饾悽饾惉 饾悳饾惃饾惂饾惌饾悽饾惂饾惍饾悶饾惂 饾悷饾惍饾惂饾悳饾悽饾惃饾惂饾悮饾惂饾悵饾惃 饾惂饾惃饾惈饾惁饾悮饾惀饾惁饾悶饾惂饾惌饾悶.

饾悡饾悶 饾悳饾惃饾惂饾惌饾悮饾惁饾惃饾惉 饾惀饾惃饾惉 饾惁饾惃饾惌饾悽饾惎饾惃饾惉

En el actual contexto de pandemia por Covid-19, y con el elevamiento de casos en nuestro pa铆s, se han llevado adelante distintas modificaciones en las fases de aislamiento, sumadas a las restricciones anunciadas ayer por el presidente Alberto Fern谩ndez. Con el triste recuerdo de las alteraciones y suspensiones que se produjeron durante el 2020 en el servicio p煤blico de castraciones y vacunaciones, es que queremos dejar en claro lo esencial del mismo para salvaguardar la salud p煤blica de toda la poblaci贸n, al tiempo que se evitan el nacimiento, sufrimiento y muerte de millones de animales. El Estado tiene la responsabilidad de ejecutar pol铆ticas tendientes a equilibrar la poblaci贸n de perros y gatos, a trav茅s del Ministerio de Salud y de los Municipios y Comunas de cada provincia.鈻笍

La Salud P煤blica es un derecho de rango constitucional en nuestro pa铆s, garantizada por el Estado. Ninguna entidad privada ni inter茅s particular puede intervenir ni influenciar negativamente en su normal funcionamiento, sobre todo si ello s贸lo persigue intereses sectoriales, alejados de las necesidades de la poblaci贸n y de los animales. Zoonosis Urbanas, organismo dependiente del Ministerio de Salud, a trav茅s de distintos comunicados, sugiri贸 el a帽o pasado evitar aglomeraciones en el servicio p煤blico. Pero evitar las aglomeraciones no significa suspender o reducir el n煤mero de cirug铆as, aunque no obstante, ello trajo aparejada tal confusi贸n que muchos Municipios suspendieron el servicio. Por lo dem谩s, tales organismos no pueden sino sugerir, no tienen la capacidad de emitir ordenes vinculantes.鈻笍

Ya sabemos cu谩l es la consecuencia de desatender e ignorar las enfermedades de origen zoon贸tico, ya que, al igual que el coronavirus, la rabia, es una enfermedad de esta naturaleza, con la notable diferencia de que la rabia no tiene cura. A sabiendas de lo anterior, y tomando en consideraci贸n que, a mayor poblaci贸n de perros y gatos, menor capacidad de vacunaci贸n, 驴permitiremos que sectores alejados del inter茅s de las comunidades humanas y de los animales, afecten el funcionamiento de los centros de de salud animal / zoonosis? La respuesta se impone por s铆 misma. 鈻笍

Est谩 absolutamente probado que, con las medidas adecuadas, el distanciamiento social puede mantenerse en dichos espacios, al margen de que, cuando llevamos a nuestros animales al servicio p煤blico, mantenemos una natural y prudente distancia con los dem谩s para evitar peleas, nerviosismo, ladridos, etc. Por eso, y con el amargo recuerdo del a帽o pasado, llamamos a no s贸lo continuar con el funcionamiento sin alteraciones de los Centros de Zoonosis que castran y vacunan en cantidad adecuada, sino que, adem谩s, pedimos se aplique el Programa de Equilibrio Poblacional en las comunidades que a煤n no castran al 20% de la poblaci贸n canina/felina o directamente no prestan el servicio. Porque todo ello redundar谩 en una mejorar calidad de vida para los animales y las personas, en un mejor v铆nculo entre ellos, pero, sobre todo, porque evitar谩 mayores dolores de cabeza a un sistema sanitario que atraviesa una situaci贸n extremadamente delicada. 鈻笍

Leave a Comment